Los ojos y sus conflictos

Los ojos nos permiten ver todo lo que hay a nuestro alrededor. Pero no todo lo que hay a nuestro alrededor queremos verlo. A veces no queremos ver más allá de lo meramente físico; a veces ni lo físico. Alguien no nos gusta y no queremos verle… También hay algunos temas, situaciones, emociones, formas de ser que no queremos ver en los demás ni en nosotros.

La emoción oculta

de los problemas oculares está relacionada con la capacidad de ver con claridad el pasado, presente y futuro.

Recuerda que eres un todo que procesa, de la mejor manera que sabe, las emociones que está sintiendo. El inconsciente que recibe el mensaje a través de tus emociones de “no quiero ver, no quiero ver, no quiero ver”… al final te ayuda, quitándote visión, a resolver lo que tú no sabes solucionar de forma consciente.

Lo entiendas o no, tienes un inconsciente que trata de protegerte, sin saber “razonar” que la solución que te da puede empeorar la situación.

Cuando tienes problemas en los ojos, lo mejor es recordar desde cuándo está este problema (puede que tengas que irte a un año o dos antes de que apareciera el problema de tus ojos) y toma consciencia de qué no querías ver en ese tiempo. Qué cosas había que pensabas que era mejor no verlas para evitar tener que afrontarlas y solucionarlas. Si haces esa retrospección, pones luz donde había sombra y comienzas a soltar y a ver con claridad, tu vista mejorará.

Los problemas que tienen los niños

están relacionados con sus padres. Principalmente con la madre. En el caso de los problemas en los ojos, cuando a un niño o niña le ponen gafas porque no ve bien, hay que preguntarse qué situación hay en su casa que no está queriendo ver. Siendo pequeño no puede hacer nada por cambiar esa situación pero los padres sí pueden. Tendrían que preguntarse qué situación están creando, que afecta tanto a su hijo, que este se protege no viendo con claridad.

Si en el hogar se restablece un ambiente de paz y amor, el niño/a ya no necesitará gafas para protegerse, salvo que el origen del problema visual se arrastre desde el Proyecto Sentido o el Transgeneracional (desde el vientre materno o generaciones anteriores), en cuyo caso habría que llegar a hacer consciente ese conflicto antiguo para saber cómo desprogramarlo.

Algunas preguntas que tienes que hacerte

para averiguar qué hay detrás de tu problema en los ojos:

  • ¿Tengo miedo de ver lo que está pasando el presente?
  • ¿Tengo miedo del futuro, o tuve miedo en el pasado?
  • ¿Qué cosas no soy capaz de afrontar en mi vida?
  • ¿Veo con claridad lo que me hago a mí mismo/a?
  • Si pudiera ver con total claridad ¿qué vería que ahora no veo?
  • ¿Qué situación me niego a ver?

Ten en cuenta que los problemas de los ojos se focalizan en el córtex cerebral y pertenecen a la cuarta etapa (de acuerdo a la clasificación del Dr. Hamer). Es decir, son problemas de Identidad, Miedos, Territorio y de Relación: con los demás y contigo mismo.

EL OJO IZQUIERDO (En una persona diestra):

Tiene relación con la imagen que tengo o que doy, de mí mismo. Dirige el movimiento

  • Mira a los enemigos.
  • Mira a lo lejos para disparar.
  • Me defiende del peligro.
  • Me avisa de las amenazas cercanas.

EL OJO DERECHO (En una persona diestra):

Tiene relación con mis colaterales y con mi identidad, representa el reconocimiento que doy a los demás, es el ojo que demuestra mis afectos.

  • Memoriza.
  • Me mira a mí.
  • Mira a mis amigos.
  • Está relacionado con mis padres.
  • Con mis hijos.
  • Las demás personas.
  • Mira y compara los rostros conocidos y desconocidos.

ÓRGANOS DE LA VISIÓN Y SUS CONFLICTOS

RETINA

La retina se encuentra en la parte posterior interna del ojo y tiene la función de escudriñar. En caso de percibir un peligro, la impronta se pega en la retina y la primera reacción será evitar tal visión. “No quiero fijar lo que he visto”.

El conflicto de miedo por la nuca suele estar relacionado con el padre y el futuro. No ver dónde está el peligro. El peligro está por detrás. No lo veo. Esto provoca un estado permanente de alerta.

También puede existir un miedo a recibir la mirada del otro en un contexto de gran inseguridad (miedo a los juicios) o se trata de evitar algo que provoca aprensión (“he visto algo espantoso”), y que puede provocar desprendimiento de retina o retinopatía macular (conflicto de separación visual con mancha, por ejemplo, un fallecimiento traumático).

Por su parte, la retinitis pigmentaria es el equivalente visual de un melanoma, y la retinopatía diabética es un conflicto de repugnancia y resistencia a nivel visual.

CRISTALINO

Conflicto de separación visual brutal. No querer ver (no veo luz delante de mí. Solo veo que me sacrifico…).

CÓRNEA: Función de protección y enfoque. “He perdido contacto visual con…”

En los Conflictos de Separación, son la conjuntiva y la cornea las afectadas, y en este caso estaremos en una historia de contacto visual: “he perdido el contacto con la persona querida”. Si tenemos una gestión mental particularmente visual, puede afectarse la conjuntiva o la cornea.

Siempre en fase de estrés hay una ulceración, y en fase de reparación un relleno, que produce inflamaciones.

CUERPO VÍTREO: Da forma al ojo y su función es amortiguar ante traumas.

CONDUCTOS LACRIMALES (úlcera): “Querer ser (o no ser) visto”.  “No poder asimilar/confiar en uno mismo”.

PÁRPADOS

Conflicto de motricidad en relación a lo que veo. “No puedo ver sin ser visto”.

El dolor en un párpado indica que no te proteges bien de las agresiones externas, es decir, que te dejas influir mucho por lo que ves. Quieres verlo todo.

Si tienes el párpado irritado, date cuenta de que lo que te irrita es tu percepción de los hechos y no lo que sucede realmente. Si no puedes tolerar lo sucedido, date permiso para retirarte, para descansar.

Párpados hinchados y bolsas: Párpados hinchados son el signo de que vivo tristeza que se expresa por lágrimas, pero quiero retenerme, guardar mi dolor en mi interior.

QUERATITIS (inflamación de la córnea): Estoy muy molesto, tengo rabia por algo que vi.

SEQUEDAD: Veo a todos con furia, porque no son como quiero que sean, porque no hacen lo que quiero que hagan. Me niego rotundamente a ver con amor. Prefiero morirme que perdonar. Estoy despechado y dolido.

ORZUELO: He visto algo sucio. Vi algo que me dio rabia. Sólo me gusta ver cosas que me interesan.

PATOLOGÍAS DE LOS OJOS

MIOPÍA

Es una anomalía visual en la cual el globo ocular se hace estrecho y es incapaz de enfocar objetos lejanos. El ojo miope tiene la vista corta. Sólo ve con claridad los objetos cercanos y percibe con dificultad los lejanos.

Hay dos sentidos biológicos:

  • Tengo que ver lo que hay cerca.
  • No quiero ver lo que está lejos.

Miedo al peligro que viene de cerca pero que no veo, viene cuando menos me lo espere. Miedo al futuro, a crecer, a las responsabilidades, a tomar decisiones. Ejemplo: Alguien a quién engañaron por la letra pequeña de un contrato.

Cuando se presenta la miopía, que usualmente es durante la adolescencia o la juventud, puede deberse básicamente a dos hechos concretos: Me siento en peligro por alguna circunstancia que me rodea. No quiero ver (aceptar, tolerar, comprender) lo que está más lejos.

HIPERMETROPÍA

Es un defecto ocular que consiste en que los rayos de luz que inciden en el ojo llegan a la retina sin haber convergido, en lugar de converger en la misma como sería normal. En consecuencia, el hipermétrope sólo distingue los objetos a una distancia anormalmente grande porque los rayos luminosos paralelos se cruzan en la parte trasera de la retina.

Hay dos sentidos biológicos:

  • El peligro está lejos (en el tiempo/espacio).
  • No quiero ver lo que está cerca.

La persona que sufre este trastorno visual tiene miedo de ver de cerca lo que sucede en su vida. Quiere tomarse bastante tiempo para reflexionar antes de intentar algo. También tiene dificultad para ver todos los detalles de una situación dada porque no confía en poder manejarlos.

El mensaje que te envían tus ojos por medio de este trastorno es que ha llegado el momento de que te acerques a la gente y a las situaciones sin miedo de no poder controlar lo que ocurra. Tus miedos te impiden vivir muchas experiencias que podrían ser enriquecedoras. Ves pasar la vida en lugar de vivirla realmente.

ASTIGMATISMO: “Quiero transformar una parte de la realidad”.

Este problema ocular es ocasionado por una variación en la curvatura de la superficie del ojo, lo que da como resultado una visión distorsionada de los objetos cercanos.

El astigmatismo revela problemas entre la vida interior y la vida social. Este problema lo experimenta la persona que no ve las cosas de la misma manera que los demás. El hecho de que su manera de pensar no esté de acuerdo con el entorno le ocasiona conflictos interiores.

La emoción oculta que subyace son “problemas con el yo”. Temor a verse realmente.

El astigmatismo también indica que estoy viviendo un conflicto de ira permanente:Miedo a aceptarme tal como soy.

  • Busco respuestas en el exterior y no en el interior.
  • Quiero transformar una parte de la realidad.
  • Quiero liberarme de mis padres.
  • Me gustaría que mi realidad fuera diferente.
  • Quiero esconder algo (personalidad, sentimientos…).
  • Solo puedo contar conmigo.
  • Mi imagen ideal está lejos de la realidad, prefiero no ver los detalles.

GLAUCOMA: Quiero acercar hacia mí una cosa. Lo he perdido por poco.

El Glaucoma es un conflicto de miedo por la espalda y conflicto de lupa (1ª fase: Visión de túnel por querer agrandar algo para verlo mejor. 2ª fase: Pérdida de visión). Conflicto de separación visual. Escudo para no ver ninguna imagen deshonrosa (los ojos representan al padre o la autoridad).

Conflicto de deshonra. Haber visto algo que ha deshonrado relacionado con el padre o la autoridad.

CONJUNTIVITIS

Es la inflamación de la capa conjuntiva, membrana mucosa que recubre el interior de los párpados y que se extiende a la parte anterior del globo ocular.

Resentir“Sólo veo aquello que me gusta”. “Ya no veo a la persona que amo”. “Ya nadie me protege de lo que veo”. La conjuntivitis está muy relacionada con actitudes de enfado y frustración con lo que se ve en la vida.

La conjuntivitis también puede indicar que estoy viviendo o he vivido un conflicto emocional como consecuencia de haber dejado de ver algo o a alguien importante para mí. Me he separado de ver algo o a alguien que me interesaba.

PRESBICIA (Cristalino): No quiero ver lo que tengo delante. Rechazo acomodarme.

DALTONISMO: No poder/querer ver un color por estrés. Ejemplo: asocio el rojo con la sangre, la muerte, los comunistas… algo que no quiero ver o me causa estrés.

CATARATAS: No quiero ver lo que hay delante de mí. Miedo por la espalda. No acomodarme.

ESTRABISMO

Desviación del eje visual de uno de los ojos respecto al otro. Cada ojo mira en una dirección.

Los ojos apuntan en distintas direcciones porque debemos prestar atención a varios puntos. Puede ser por tener varios focos de presuntos ataques (vendrán por la derecha y por la izquierda) o porque hay algo separado que deseamos ver unido (en una misma visión).

En el estrabismo horizontal el conflicto es de “querer ver todo al mismo tiempo”.

Estrabismo Convergente: Peligro inminente. Focalizamos la mirada para tener al predador controlado. Conflicto de “miedo por lo que me va a suceder de forma inmediata”. Ejemplo: Niño que ve como el dentista acerca la aguja de la inyección a su boca.

Estrabismo Divergente: Conflicto de vigilancia. Visión panorámica en un clima afectivo (el predador puede venir por cualquier parte). Si afecta a los dos ojos es un doble conflicto de desmoronamiento existencial.

AMBLIOPIA u ojo vago: Quiero unir lo que veo separado.

NISTAGMO o párkinson ocular: Quiero buscar por todas partes (padre, madre, certeza de un miedo que viene por detrás).

QUERATOCONO (Alteración de la curvatura de la córnea):

He  vivido un conflicto en el cual yo he deseado o he logrado realmente que las personas a mi alrededor no vean lo que hay en mi interior. No quiero que vean que soy débil, flojo, enojón, vulnerable, amable, duro, etc. Intento que no me vean tal cual soy y vivo fingiendo ser quien no soy.

Por lo tanto, la emoción oculta es miedo e inseguridad:

  • Miedo a ser como soy por miedo a ser rechazado.
  • Miedo a mostrar mis debilidades.
  • Incapacidad de revelar mis sentimientos.
  • Obsesión por ocultar algo de mi personalidad.

Para liberar estas emociones que generan problemas oculares (y son perjudiciales en general) tienes que aceptar la vida tal y como es, sabiendo que si te niegas a verla tal cual es, estarás afectando a tus ojos.

Es mejor vivir sabiendo que hay cosas que puedes cambiar y otras que es mejor aceptar. La resistencia sólo te lleva a la desarmonía. Aprende a vivir con entusiasmo y aprender de todo lo que llega a tu vida.

One thought on “Los ojos y sus conflictos

Comments are closed.