Las Alergias y la Biodescodificación

Índice de Artículos

Según Enric Corbera, “cuando tenemos el síntoma es debido a un desencadenante, lo cual quiere decir que previamente ha habido un programante o fase silenciosa”.

Anteriormente, en algún momento, ha ocurrido un shock emocional desestabilizante:

“Situación de la vida cotidiana en la que un acontecimiento brusco, inesperado, que nos toma por sorpresa, nos desestabiliza totalmente, sin solución en el momento y que no podemos hablar con otra persona”. En otros términos, estoy tranquilo en mi vida, nada especial,  y de repente todo cambia, toda mi psicología cambia, porque recibo algo que me desestabiliza totalmente. Si yo miro mi estrés, éste sube de golpe, sobrepasando un mite superior tolerable (LST).

Desde el punto de vista de la Biodescodificación, la alergia es una reacción de rechazo ante un hecho concreto: sentimientos, situaciones o personas no asumido. Se combate lo que se teme (temor a temas que expresan vitalidad). Preguntate ¿A quién o a qué sentimiento tienes alergia?

Cuando la alergia viene desde la infancia, indica una predisposición kármica. Cuando se produce en adultos, indica negación del propio poder para afrontar los cambios.

Así pues, una alergia es una reacción desproporcionada de nuestro cuerpo a un elemento que considera como un invasor. Luchar contra un enemigo de nuestra propia creación es un acto de agresión, una lucha subconsciente contra una parte de nuestra vida que nos asusta o no deseamos. La resistencia es lo contrario al amor, ya que amar significa aceptar. La sustancia que desencadena la alergia es un símbolo del aspecto de tu vida contra el que estás luchando o intentando evitar. Examina los aspectos de tu vida en los que estás en conflicto ya que indican temores profundos. Temor a despojarse de las ayudas cuando hay que ser autosuficiente; tratando de obtener compasión, apoyo y atención de los demás.

El Sentido Biológico de la alergia es de ponerte a salvo del “agresor”. Siempre es un conflicto de gran estrés donde se supera el LST (Límite Superior Tolerable) debido a un bio o psico shock. El cuerpo registra el entorno y lo etiqueta de “malo”; al volver a encontrarse con la misma situación reacciona contra el “agresor” anteriormente identificado como “malo”. También hay que ver el simbolismo del alérgeno. Pocas veces es transgeneracional. El 90% de las alergias son coyunturales y el restante 10% son estructurales.

Debemos entender por coyuntural, cuando no existe una situación sensible a un acontecimiento o sustancia. Somos neutros, por ejemplo al polen, y en un momento determinado vivo un shock emocional  donde el polen está muy presente y a partir de entonces tengo hipersensibilidad a éste.

En  las  alergias  estructurales  somos  sensibles  a ciertos alimentos, por citar un ejemplo y lo somos desde siempre. Hay que buscar en nuestra historia Transgeneracional o de proyecto sentido.

Por lo tanto, podemos considerar a la alergia como un aviso de urgencia, por parte del inconsciente, para que nos alejemos de aquello que él ha registrado como algo que nos produce mucho daño a nivel emocional y psíquico.

Cuando hay una alergia la persona estaba normal en su vida y en un instante muy preciso, muy concreto, la vida ha cambiado, el estrés ha subido por encima del límite superior tolerable. Algún programa del inconsciente se ha disparado porque algún estímulo en el ambiente -sea visual, auditivo, gustativo, olfativo, de contacto o de pensamiento- se ha activado.

El mismo Enric Corbera nos pone el siguiente ejemplo: La hija mayor de una amiga mía es alérgica al polen, pero solo al polen del pueblo donde ellos nacieron. ¿Qué pasa en el pueblo? Nos damos cuenta de que la niña empezó a ser alérgica a partir de los 4 años, hasta entonces nada de nada. ¿Qué pasa en el ambiente familiar? La respuesta fue muy simple. Cuando ella tenía 4 años nació su hermano pequeño y automáticamente fue el centro de atención de la familia del pueblo. Cuando iban  a  la  ciudad  dejaba  de  ser  alérgica,  cuando  volvían  al  pueblo  se manifestaba la alergia. En este caso es un conflicto de amores familiares.

Por su parte, el asma alérgica indica amor que sofoca, incapacidad de respirar solo, sensación de ahogo, llanto suprimido. Relación asfixiante, situación ahogante. También infancia dolorosa o sentimiento de rechazo por parte de un progenitor (puede ser kármica). Pueden ser personas que se sienten agredidas e insatisfechas con el entorno que los rodea. “Toman” pero no “dan” por miedo a no recibir nada a cambio. Incapacidad para aceptar las zonas de “sombra” de su personalidad. Suele haber un afán inconsciente de manipulación a través de sus síntomas, y aislamiento de la vida.

La pregunta general es si ser conscientes del conflicto es suficiente para desprogramar la enfermedad. No debemos confundir la toma de conocimiento y la toma de conciencia, no es lo mismo. La toma de conocimiento es: ¡ok, lo he entendido! Pero no cambia nada. La toma de conciencia es la integración de la información sin que se den cuenta. Y no es porque tienes conocimiento que vas a curarte.

Cuanto vamos más hacia el detalle, menos vamos a la toma de conciencia. La mejor manera de no decir nada es hablar mucho. La mejor manera de no tomar conciencia es tomar muchos conocimientos y querer todos los detalles. Cuando más vamos a los detalles y a entenderlo todo, más nos alejamos de la conciencia y nos quedamos en el plano mental. Lo que buscamos es la reacción emocional, y esto se hace solo. La reacción es biológica, no mental.

alergias-alimentarias-3-638

Protocolo para Curarnos de la Alergia

– Ante todo tomar conciencia de cuándo fue la primera vez. Vivirlo en el tiempo y en el espacio.

– Tomar conciencia de cuál es la reacción alérgica y que zona u órgano afecta.

– ¿Cuál es el alérgeno?, es al polvo, a los ácaros, al polen, etc.

– Buscar la vez precedente (fase silenciosa) en la que estábamos frente al alérgeno.

– Encontrar el raíl/ancla, o sea, la emoción asociada al evento.

– Buscar el o los recursos para hacer el cambio emocional.

Índice de Artículos