Coherencia y Poder Mental 2

… Continúa desde la PARTE 1

Podemos lograr crear lo que queremos

convenciendo previamente a nuestro inconsciente de ello, pero para llegar a ese punto necesitamos hacer procesos y progresos, no basta solo la palabra, ya que ésta ha perdido mucha fuerza a causa de su mal uso. Necesitamos reaprender a vivir en coherencia. Hacer que lo que pensamos, decimos y sentimos vayan en la misma dirección. Y para ello se requiere un periodo de rehabilitación de nuestra credibilidad interna. Una cuarentena exitosa de coherencia.

Por lo tanto, CREDITO es la capacidad de conseguir que nuestra palabra se materialice.

Ahora bien, hay dos tipos de palabra: palabra relación y palabra creadora.

La palabra relación es la que empleamos más bien en tono de juego, sin darle importancia ni significado a las palabras: convenciones sociales, mentiras piadosas sin trascendencia, etc.

La palabra creadora, sin embargo, es la que utilizamos poniendo fuerza e intención en lo que decimos, son palabras que tienen peso porque nos comprometemos con lo que decimos. Ese tipo de palabra, en condiciones ideales cuando se pronuncia tiene poder creador, pero si no la cumplimos defraudamos a nuestro inconsciente y restaurar esa confianza perdida no es tarea fácil de realizar.

En esa línea, conviene saber y distinguir entre la energía constructiva y la energía destructiva.

Existe La Energía Constructiva de vida

energía para construir, energía sutil, afín a nosotros, es energía que da valor a las cosas, es la energía en la que vibro cuando soy gentil con las personas, es energía que lo que toca lo transforma en valor, lo eleva, le da vida; podríamos decir que es energía positiva.

La Energía Destructiva, por el contrario es energía densa, energía de muerte, nos envejece y mata, es energía de dolor y sufrimiento, no afín para la creación, es la energía en la que vibramos cuando sentimos rechazo hacia las personas o experiencias; podríamos decir que es energía negativa.

Toda la información que tenemos del pasado que no ha sido resuelta, los patrones que se repiten, que no hemos resuelto, a nivel energético es Energía Destructiva.

Por lo tanto, el BIEN (encontrarme con mi palabra) genera Energía Constructiva, y el MAL (no encontrarme con mi palabra) genera Energía Destructiva.

Cuando hago algo que no quiero hacer o que no lo he decidido yo y me aleja de cumplir lo dicho por mí, estoy generando Energía Destructiva.

Por el contrario, cuando hago algo que yo decidí hacer, me siento bien: Energía Constructiva.

El sufrimiento por tanto, se da cuando lo que encontramos no es nuestra decisión, porque encontrarse fuera de nuestra elección genera Energía Destructiva.

Uso correcto de la Palabra Creadora

Una vez que ya sabemos y podemos utilizar correctamente la palabra creadora, cuando reconoces los conflictos debes hablar con ellos, reconocerlos. Hablas con el conflicto, lo traes al presente y tomas conciencia, diciéndole que lo reconoces, que lo perdonas, que te perdonas, que queda perdonado.

Te miras al espejo e insistes hasta que sientes que esos conflictos los has dejado en el pasado. Y te comprometes ante ti mismo (ante tu inconsciente) en aquello que consideres adecuado para tu equilibrio y sanación.

Si ya tienes el control de la palabra sanadora, seguramente no hará falta realizar ningún ritual o acto psicomágico para confirmar ante ti mismo tu liberación, no obstante no hay inconveniente para realizarlos también si se prefiere. Seguramente, acabarás dándote cuenta de que esos conflictos han tenido un sentido profundo: te han hecho mover desde una situación enfermiza (y posiblemente repetitiva) que atasca tu evolución -y no has elegido libremente-, hasta una situación nueva en la que has recuperado la capacidad de decidir qué existencia quieres para ti.

Además de la coherencia interna

hay más aspectos a considerar para dotar de poder a las palabras que empleamos. Como muestra, podemos ver que a la hora de buscar un objetivo en nuestra vida y “decretar” algo con nuestra intención, es importante darse cuenta de que es mejor hacerlo motivados por la satisfacción personal o la vocación que desde la necesidad. Por ejemplo, es fácil darse cuenta de que si buscamos dinero desde la necesidad y no por el placer que brinda, siempre estaremos necesitando dinero y, por lo tanto, seguirá siendo una necesidad.

Por otra parte, es necesario ponerle un origen a la enfermedad, encontrarlo, ya que sin ponerle origen, no hay fin, y puede convertirse en experiencia circular, repitiéndose de nuevo.

Si no se sabe el origen, hay un truco: LO ELIJO, se lo doy yo guiándome por mi intuición, y esto me permitirá hacer el recorrido para llegar al fin: → Origen → reconocimiento → función → fin.

Elijo el origen -reconozco esa experiencia en mi vida (aceptación)- le encuentro una función de evolución, y le pongo un fin, quizás ritualizándolo con una ofrenda al Universo.

Finalmente, hay que darse cuenta de que cuando tú no construyes tu propósito, lo construye el colectivo o lo construye tu ego (miedos, creencias, pensamientos negativos). Cuando comprendes y sientes que tu esencia está unida a la Autoexistente Fuente de la Vida, entonces notas que tienes PODER cuando sabes conectar en esa Fuente; y esa toma de conciencia te permite elegir mejor: transformar cualquier odio en amor, transformar dolor en aprendizaje…

Coherencia y Poder Mental 1

En el campo terapéutico de la biodescodificación

hay un aspecto vital que casi nunca se menciona y, si se hace, desde luego no se hace con la suficiente claridad y profundidad. Se trata de cómo conseguir convencer a nuestro inconsciente para que se manifiesten en nuestra vida los cambios que queremos realizar en nuestra relación con el entorno.

La mayoría de los artículos y vídeos que hablan sobre biodescodificación (o psicodescodificación u otros nombres), explican hasta cierto punto cuál es la metodología para encontrar la emoción oculta original causante de una enfermedad y, a partir de la toma de conciencia de esa emoción que estaba oculta (y ya no lo está), el sujeto es libre de afrontar ese conocimiento revelador de la forma que quiera, si bien es cierto que el terapeuta descodificador puede orientar al consultante y darle pautas positivas y sanadoras específicas para cada caso.

Con ese fin, la Programación Neurolingüística dispone de técnicas y protocolos adecuados, mediante los cuales se procura que el inconsciente crea en los mensajes que nuestro yo consciente le manda. Igualmente, se puede optar por hacer rituales psicomágicos con la misma intención. Sin embargo, no siempre se logra el objetivo deseado, no siempre se consigue que la mente inconsciente crea a la mente consciente, a pesar de los esfuerzos de ésta en ese sentido ¿Por qué? Esa es la cuestión. Ese es el tema del que quiero tratar en este extenso artículo.

Cómo convencer a nuestro inconsciente

Pero antes de profundizar en esa cuestión, considero adecuado hacer un preámbulo aclaratorio de ciertas cuestiones relacionadas con el tema.

Si pensamos que las enfermedades ocurren por azar, estaremos en consonancia con el paradigma imperante en la sociedad, y que sin embargo ¡está equivocado! Ese paradigma surge de contestarse a las preguntas “¿dónde estoy?” y “¿qué es lo mejor que puedo hacer con lo que veo y conozco?” Pero hay otras preguntas más profundas y potentes que podemos hacernos: “¿de qué soy parte?” “¿qué hay más grande que yo y la humanidad?”, etc. La respuesta a esas preguntas nos lleva a conclusiones diferentes a las del paradigma de que las cosas ocurren por azar. La ciencia “con mayúsculas” y la sabiduría metafísica ancestral coinciden actualmente en que la Energía existe previamente a la materia, le da forma a ésta y, a su vez, tuvo que ser creada por una Inteligencia Suprema con una Intención. Y si hay una intención, las cosas no suceden al azar sino por una razón que, aunque no la conozcamos, sabemos que la hay.

Las implicaciones de ese cambio de paradigma, de ese nuevo entendimiento, son grandes. Como el “efecto mariposa”, un cambio de perspectiva en el nivel superior afecta a las conclusiones de todos los niveles inferiores. Por ejemplo, cuanto más se crea en que las enfermedades son fruto del azar, más posibilidades tendremos de contagiarnos por un patógeno (porque seremos muy susceptibles a  cualquier información alarmista y quizás interesada en ese sentido) y más fuertes serán sus síntomas. Por el contrario, cuando sabemos que así no es cómo funciona el diseño de la naturaleza, ya no somos susceptibles ante esas informaciones y opiniones y dejamos de ceder el poder al criterio de los expertos en el paradigma imperante pero inexacto (como la ciencia de Newton frente a los descubrimientos de Einstein).

Retomando el tema del artículo

Es fácil entender que nuestro inconsciente no acepta nuestras afirmaciones porque no nos cree. Si no tenemos credibilidad ante él (ante nuestro yo profundo que no puede ser engañado), todo lo que digamos será palabrería inútil que no lo motivará a actuar.

El inconsciente contiene un poder creador tremendo: un poder mental enraizado con el poder mental de la creación y sincronizado con las leyes del universo y el inconsciente colectivo. En ese sentido, Jesucristo afirma que “todo lo que pidáis en oración, creed que ya lo habéis recibido y lo recibiréis” (Mateo 21:22).

La PALABRA tiene poder de creación

pero éste depende del crédito personal. Ese crédito personal aumenta o disminuye dependiendo de cuantas veces cumples o incumples tu palabra.

Si has afirmado cosas que luego no has cumplido, tu palabra ha ido perdiendo crédito, por lo que ha perdido poder de creación; y si por el contrario siempre que afirmas algo lo cumples, tu crédito es alto, y también lo será el poder de creación de tu palabra.

Además, todo aquello dicho y no cumplido es energía negativa que va acumulándose, hasta llegar a un punto en el que puede ser causante de enfermedades.

Sabemos que tener HONOR implica tener palabra, dirigirte siempre hacia dónde dices. Cumplir tu palabra.

Rituales

Nosotros necesitamos recurrir a rituales para tratar de convencer a nuestro inconsciente de que aquello que afirmamos es cierto, porque hemos perdido mucho crédito por las cosas que nuestros ancestros y nosotros hemos dicho y no hemos cumplido.

En las escrituras sagradas de cualquier cultura o religión, cuando hablan del inicio de la creación, veremos que siempre comienzan igual: El creador “DIJO” hágase la luz. Y la famosa frase “ABRACADABRA”, proveniente del arameo, tiene una traducción que sería “Yo creo lo que hablo”.

Así pues, ¿qué le da crédito a una persona? La capacidad de cumplir su palabra. Para ganar crédito, cumples tu palabra. Una forma fácil de ir ganando crédito a diario sería que todas las cosas normales que haces durante el día las digas antes de hacerlas: pronunciar primero lo que vas a hacer; “ahora voy a pasear…” y paseas; “ahora voy a estudiar” y estudias; “ahora voy a comer” y comes. Al estar cumpliendo tu palabra, estarás ganando crédito cada día.

Continúa en la PARTE 2

Se tu propio sanador

El oftalmólogo Jaime Padrón es un médico convencido de la veracidad y potencial eficacia de la descodificación psicosomática y emocional de las enfermedades. Por ese motivo, ha querido contribuir a la divulgación de esta metodología escribiendo un corto y divulgativo libro titulado “Se tu propio sanador”. Libro que ha puesto libre y gratuitamente a disposición de todos los interesados en su blog http://psicodescodificacion.blogspot.com/

Es de alabar esa actitud desprendida y cooperativa, especialmente si la comparamos con la de algunos eminentes especialistas en este campo que han priorizado sus beneficios económicos, al reclamar sus derechos de copyright (legítimamente aunque no coherentemente), aun sabiendo que la existencia de tantos nombres diversos iba a crear confusión y retrasar el desarrollo de dicho campo terapéutico.

Tampoco ayudan al buen nombre de esta disciplina aquellos terapeutas que sucumben a su propio ego y, en vez de profesionales objetivos, acaban sintiéndose gurús en posesión de la verdad absoluta.

Volviendo al artículo, éste es un extracto de dicho libro en el que da unas nociones básicas para aprender a descodificarse uno mismo.

Diapositiva 1

Toma un lápiz y un papel y escribe el diagnóstico que te aqueja. Cualesquiera que sea. Mucho mejor si es un dictamen médico. Si es la conclusión de los facultativos después de estudiarte, mejor así. Te lo afirmo con conocimiento de causa. Nosotros los del “cartel de médicos”, tómenlo con humor colegas, no se ofendan por favor, muchas veces enfermamos al paciente y lo matamos con un simple diagnóstico. En este mismo instante en el planeta millones de pacientes están recibiendo un frío, desdeñoso e indolente dictamen médico. No nos imaginamos ni siquiera un ápice, el daño que muchas veces ocasiona la palabra del profesional médico, o el resultado de un laboratorio. Muchas personas en el mundo desisten de ir a la consulta con el argumento razonable, de que nosotros los semidioses médicos de bata blanca los enfermamos más de lo que ya están.

Pon solo un diagnóstico por vez, no seas desesperado. Esto lo digo porque hay personas aquejadas de varios males. Ejemplo son diabéticas, hipertensas, hipotiroideas, obesas, artrósicas y asmáticas. Puede pasar.

De ser así, escribe en el papel solo un diagnóstico. El más antiguo o el que más te aqueja suele ser bueno para empezar.

imagen63

Ahora después del diagnóstico pon la fecha en la que apareció esa enfermedad en tu vida. Trata de ser preciso. A veces nos cuesta delimitar cronológicamente un hecho pero nos pueden ayudar cosas como nacimientos, cumpleaños, eventos destacados en tu ciudad, los presidentes, los alcaldes, los mundiales de futbol, las series de béisbol etc. etc.

Continuar leyendo

Las Alergias y la Biodescodificación

El doctor Salomon Sellam

afirma que «las alergias son un tipo de fobia física que desencadena el cuerpo para evitar el recuerdo de una situación muy dolorosa emocionalmente». Dentro de ese contexto, tanto las intolerancias como las fobias están relacionadas con las alergias porque todas tienen en común ser una reacción exagerada de rechazo frente a algo.

Hay muchas consideraciones a hacer sobre las alergias, empezando porque muchas son de origen estructural más que coyuntural. Es decir, son predisposiciones o programas grabados en el útero materno o provenientes de los ancestros. Además, las alergias tienen un claro significado simbólico. Por ejemplo: leche-madre o gluten-padre.

En terapia, normalmente no se suele encontrar el impacto emocional en la primera sesión: la persona suele decir que cree que es alérgica desde siempre. Para encontrar su origen, especialmente si es transgeneracional, puede hacer falta recurrir a la hipnosis regresiva.

En las alergias transgeneracionales, la toma de conciencia del origen de la problemática ya es suficiente para que la alergia desaparezca. No ocurre así con las alergias coyunturales: en estos casos conviene buscar un recurso para poder cambiar la emoción y, en consecuencia, la percepción.

El órgano afectado orienta acerca del conflicto del individuo. Si es la piel, la persona ha pasado por un conflicto de separación o de contacto; si se presentan vómitos, se trata de un conflicto digestivo en relación con algún problema familiar indigesto; si hay trastornos de laringe, hay que buscar miedo a expresar algo; si el problema es de lagrimeo, exploraremos los conflictos relacionados con cosas que no se quieren o no se pueden ver.

Continuar leyendo

Fibromialgia y Biodescodificación

Índice de Artículos

fibromialgia-Uakix-e1457607673168

Según la biodescodificación, las personas con fibromialgia suelen tener 4 conflictos determinados.

– En primer lugar una falta de dirección.

– También una desvalorización importante.

– También puede haber un contacto «impuesto».

– Y miedo a la muerte.

Alguno de estos conflictos pueden haberse originado o bien durante la gestación en el vientre de la madre por los impactos recibidos por la madre, o bien puede haber una parte de origen familiar, transgeneracional.

La fibromialgia está considerada un diagnostico controvertido y algunos autores afirman que no debe considerarse como una enfermedad debido entre otras razones, a la falta de anormalidades en el examen físico, en los exámenes de laboratorio objetivos o estudios de imágenes médicas para confirmar el diagnostico.

Continuar leyendo

Los Chakras y la Biodescodificación

A la hora de encontrar la mejor manera de orientar a una persona hacia la solución de su resentir emocional, hay que tener en cuenta, además de los postulados genéricos, la particular idiosincrasia de la persona con quien tratamos. Disponemos de varias herramientas para ayudarnos en esa labor psicológica. En el artículo anterior ya hemos hablado de la influencia astrológica y su relación con el temperamento innato de una persona. En este artículo vamos a comentar en qué medida los diferentes centros energéticos que se hallan en el cuerpo –los llamados chakras- nos pueden afectar, dependiendo de cuál sea (por razones astrológicas, kármicas, transgeneracionales, etc.) el que más predomine en cada ser humano.

Así pues, vamos a describir brevemente cada uno de los 7 chakras principales y sus características:

1º.- TENER para compensar el miedo y la inseguridad ante la supervivencia

El kundalini o energía de la naturaleza se localiza en la zona genital (el perineo).

Su energía se centra en la Supervivencia. Se relaciona con el Miedo como bloqueo energético y provoca gran atracción por la sexualidad y la posesión; generando enojo, irritación, dolor, pasión, preocupación por el dinero y la creación de un hogar.

Se bloquea por el miedo y, cuando esto ocurre, causa dolores de ciática, cáncer de ovario, útero o rectal, estreñimiento, problemas de próstata, várices, hemorroides y trastornos inmunitarios. También provoca frustración, inestabilidad emocional, depresión y baja autoestima.

Su color es el rojo.

Continuar leyendo

Imágenes de Biodescodificación

Algunas imágenes ilustrativas de la metodología humanista de la Descodificación Psicosomática y Emocional.

Columna

dedos-manos-ok

e7d7a6e9a5911186fe2570bfb55bfd1f

Meridianos

dientes

emociones-organos

emociones y enefermnedades

cd55d-emocionesorganos

En-medicina-la-reflexología-facial

Psicomagia y Biodescodificación

Extraído parcialmente de ellamentonovieneacuento.com

jodorowski

Según Alejandro Jodorowsky

el padre de la psicomagia, sanar consiste en llegar a ser uno mismo. Eso es lo que te permite llegar a ser feliz y encontrar la alegría de vivir.

Suena fácil de hacer pero no lo es porque, en general, somos lo que nuestra familia, nuestra sociedad y cultura ha querido que seamos. Estamos desconectados de nuestra esencia, de lo que podríamos definir como nuestro “ser esencial”.

Nuestro árbol genealógico moldea a sus frutos para hacerlos útiles a su misión, y para que cumplan a ciegas la ley de la repetición. Si falta un miembro, al que nace se le impone la identidad del desaparecido. Si nacen dos en lugar de uno, se reparten los papeles disponibles entre los dos nuevos frutos. Es así, que los deseos, las pulsiones, las finalidades propias de cada ser son prohibidos, aunque no por ello desaparecen; se transforman, se subliman o se reprimen. Muchas enfermedades, síntomas psiquiátricos y conflictos psicológicos provienen de toda esta locura.

Para liberarnos de las herencias no deseadas del árbol genealógico -y de otras influencias tóxicas-, surge la psicomagia. Ésta trata de dar salida a nuestros deseos reprimidos de manera metafórica, por medio de un acto en el que se descargue la pulsión en un escenario y con unos elementos significativos para el sujeto que sufre. Tras realizar lo prohibido de una manera aceptada por lo racional, los síntomas desaparecen, produciéndose una liberación que lleva directamente a la sanación.

Es el ego emocional el que enferma más a menudo, en la persona y en la sociedad. Jodorowsky dice que hay mucho que curar en el mundo en el terreno emocional, en el que se producen enfermedades, cánceres, bombas. Ahora hay una gran crisis emocional en el mundo. No es económica, es emocional.

La psicomagia

es un acelerador de la sanación y un acto psicomágico es una cirugía para la psique. Un contrato simbólico entre el psicomago y el consultante. Para que funcione, debe aplicarse siempre de manera exacta, sin saltarse ningún paso.

Para prescribir un acto psicomágico, tradicionalmente los curanderos usan lo que he llamado “trampa sagrada”. Para que se le realice un milagro es necesario que el consultante crea que puede haber milagros. Como la mente racional vive dentro de un búnker sin fe, el brujo, por prestidigitación, le muestra un falso milagro. El consultante se maravilla y cree. Entonces, se le puede abrir la puerta al mundo mágico, es decir al verdadero, al vital, donde se es lo que uno es y no lo que la familia, la sociedad y la cultura quieren que uno sea.

Por lo tanto, un acto psicomágico es una escenificación simbólica que contiene las claves de la solución del trauma a sanar. Es el único “idioma” que se habla en el reino del inconsciente, en donde anidan los conflictos. La palabra y la razón tienen un poder limitado, ya que no sintonizan con el receptor del inconsciente, en el que la onda que más clara y rápida llega es la de la metáfora.

psicoanalisis

No son las palabras las que curan, sino los actos. El acto psicomágico moviliza nuestra psiquis profunda y nos hace tomar conciencia a todos los niveles, incluido el instintivo. El objetivo del mismo es que la nueva información quede grabada en el cuerpo.

Las recetas psicomágicas

han de ser personalizadas y creativas, aunque hay elementos que se repiten en muchos actos. Como que los objetos tienen poder, que en la sangre va nuestra esencia, que la miel es dulce, que el cielo simboliza al padre, que la leche es el primer alimento materno, que la orina marca el territorio, que una carga pesa… todo ello y más, son saberes que forman parte de nuestro inconsciente colectivo y de ello se vale el psicomago como elementos para diseñar sus actos.

A modo de ejemplo, he aquí un pequeño listado de recetas:

– Firmar con sangre: Una gota de nuestra sangre sobre un papel donde hemos escrito una frase, se convierte en un contrato. Si estoy cansado de acumular fracasos en mi vida, sobre un papel de pergamino escribiré: “soy un fracasado” y lo firmaré con una gota de mi sangre. Las etiquetas que nos marcan nos las pone la familia, la pareja y también nosotros mismos. Tenemos infinitas formas de ser y podemos transformarnos

– Enterrar: Puedo deshacerme de ese contrato anterior, o de cualquier otro que me pese, enterrándolo. La tierra actúa como un poderoso transformador. Es conveniente saber que puedo enterrar distintas cosas.

– Sangre menstrual: Representa la reafirmación de lo femenino. Por ejemplo, una mujer está afectada porque sintió como su padre, ahora muerto, cortó la relación con ella después de su primera regla. Jodorowsky la invita a que vaya a su tumba y lo más cerca posible del cadáver, entierre un algodón empapado en tu sangre menstrual y un tarro de miel.

Otros ejemplos:

Continuar leyendo

La verdadera meditación

frases-meditar-para-facebook

Artículo extraído del blog de Joman Romero

«El principio de la meditación es el conocimiento de uno mismo, y esto significa darse cuenta de todo movimiento del pensar y del sentir, conocer todas las capas de la conciencia, no sólo las superficiales sino las ocultas, las actividades profundas. Para ello, la mente consciente debe estar serena, calma, a fin de recibir la proyección del inconsciente. La mente superficial sólo puede lograr tranquilidad, paz y serenidad, comprendiendo sus propias actividades, observándolas, dándose cuenta de ellas; cuando la mente se da plena cuenta de todas sus actividades, mediante esa comprensión se queda en silencio espontáneamente; entonces el inconsciente puede proyectarse y aflorar. Cuando la totalidad de la conciencia se ha liberado, sólo entonces se está en condiciones de recibir lo eterno».

KRISHNAMURTI


meditacion-karina-reyes

Continuar leyendo

Metafísica y Biodescodificación

Muchas de las personas que se interesan por la metodología de la Biodescodificación creen que, cuando se averigua el problema inconsciente y no resuelto que se halla en el origen de su dolencia, se resuelve automáticamente el conflicto y se produce la sanación.

Pero la simple toma de conciencia, muchas veces no es suficiente para que se produzca la curación. Generalmente, además del conocimiento intelectual e incluso del emocional, es necesario enfocar la vida desde una perspectiva diferente y más elevada.

Decía Krishnamurti

“no es síntoma de buena salud estar bien adaptado a una sociedad enferma”. Y por los síntomas, por la sensación de insatisfacción e infelicidad que se vive en nuestra sociedad, sabemos que la sociedad está enferma; pero no acabamos de detectar cuales son los cambios que necesitamos hacer en nuestras actitudes cotidianas para revertir esa alarmante situación.

No siempre es posible modificar los acontecimientos, aunque sí es posible adquirir una nueva percepción de ellos que nos aporte mayor comprensión del origen y sentido de la existencia; una nueva visión que nos dé equilibrio interno, nos ayude a mejorar nuestra autoestima y mejore nuestro ánimo y nuestra motivación para afrontar nuestro proyecto de vida.

La Psicodescodificación, en ese sentido, además de biodescodificar, hace hincapié en proporcionar esa nueva y positiva visión de la vida, como herramienta indispensable para que el individuo pueda resolver verdaderamente sus conflictos emocionales que, en numerosos casos, tienen un trasfondo existencial. Por lo que puede considerarse también como una terapia de crecimiento personal.

En esa linea, Alejandro Jodorowsky afirma

“nada sienta tan bien al cuerpo como el crecimiento del espíritu”.

Por desgracia, para tener acceso a ese “crecimiento del espíritu”, previamente necesitamos saber responder a las preguntas básicas de carácter existencial y metafísico. Y usualmente no sabemos cómo hacerlo.

Podemos buscar esa información dependiendo de diferentes religiones, autoproclamados maestros espirituales o creencias diversas. Pero las creencias no son certezas. O bien se tiene fe, o bien se tiene miedo; no hay término medio. Y la mejor certeza es la que proviene del conocimiento objetivo.

En contra de lo que suele pensarse, llegar a ese conocimiento objetivo es posible actualmente

Para ello se requiere, en primer lugar, aceptar el reto de hacer una desprogramación mental de todos los condicionantes interesados con los que la cultura dominante ha bloqueado, durante generaciones, nuestra capacidad de razonar por nosotros mismos de forma libre e independiente.

Cuando, en vez de estar atrapados en el laberinto de las preguntas existenciales y llenos de dudas, miedos, culpabilidades y victimismos aprendidos, logramos salir con las respuestas que necesitamos, nos invade una comprensión y una paz interior que nos da ligereza de ánimo y nos reconcilia con la vida y con nosotros mismos.

Este proceso comienza de forma intelectual y, según vamos profundizando en los nuevos conocimientos adquiridos y los vamos interiorizando, se van integrando progresivamente en nuestro ser y van expandiendo nuestro nivel de conciencia. En un momento dado de ese proceso, nos damos cuenta de que hemos sido capaces de cambiar el paradigma dañino de las creencias por el más elevado y saludable de la comprensión espiritual.

Como ejemplo de cómo comenzar ese proceso de descubrimiento metafísico-intelectual libre de dogmas, podemos comentar la lógica que se esconde detrás de Big Bang. La teoría del Big Bang supone la existencia previa de una energía y también de una fuerza que, en un momento dado, hizo que se condensara dicha energía.

Continuar leyendo