La biodescodificación del estómago

El sentido biológico del aparato digestivo es la aceptación, y su conflicto es la dificultad o imposibilidad de digerir alguna circunstancia.

El estómago se lo traga todo, digiere las ideas y experiencias nuevas que tenemos. ¿Qué (o quién) es lo que usted no puede tragar? ¿Y lo que le revuelve el estómago? Cuando hay problemas de estómago, eso significa generalmente que no sabemos cómo asimilar las nuevas experiencias: tendremos miedo, rabia u otra emoción desagradable. Por ejemplo, cuando empezaron a popularizarse los aviones comerciales, la idea de meternos en un gran tubo metálico que debía transportarnos sanos y salvos por el cielo era nueva y difícil de asimilar. En cada asiento había bolsas de papel para vomitar, y se usaban frecuentemente. Ahora, muchos años después, sigue habiendo bolsas en todos los asientos, pero rara vez alguien las usa, porque ya hemos asimilado la idea de volar.

Problemas de estómago

No asimilación de la realidad que nos rodea ni las emociones. Necesidad de amor y alimento espiritual. Conflicto entre lo que queremos y lo que vivimos. Reacciones negativas frente a la realidad. Miedo visceral, angustia, ira o quejas. Incapacidad de digerir, asimilar lo nuevo en nuestra vida. Temor a lo nuevo. Falta de aceptación. Contrariedad familiar. Miedo arcaico a morir por inanición. Conflicto de no poder digerir el pedazo. Conflicto relativo a personas o situaciones con las que debemos codearnos por obligación. Contrariedad por el territorio.

Resentir

“Quiero evitar algo que me imponen». «No puedo digerir aquello que me imponen». He cogido el pedazo, me lo he tragado, pero no lo puedo digerir». «No tengo lo que quiero y tengo lo que no quiero».

Según el grado de “indigestión” puede manifestarse desde acidez a úlcera hasta llegar a una tumoración (intento desesperado de supervivencia).

Las personas aquejadas de trastornos digestivos deben hacerse las preguntas siguientes:

  • ¿Qué es lo que no puedo o no quiero tragar?
  • ¿Me consumo interiormente?
  • ¿Cómo llevo mis sentimientos?
  • ¿Qué me amarga?
  • ¿Cómo llevo mi agresividad?
  • ¿En qué medida huyo de los conflictos?
  • ¿Hay en mí una añoranza reprimida de un paraíso infantil sin conflictos en el que se me quería y mimaba sin que yo tuviera que abrirme paso a mordiscos?

SOLUCIÓN POSIBLE: Relajación profunda. Autoconocimiento y conocimiento de los demás. Equilibrio interior.

Louis L. Hay recomienda como nuevo modelo mental: «Digiero la vida con facilidad. La vida me sienta bien. Asimilo los nuevos momentos que me ofrece cada día. Digiero todas las nuevas experiencias en paz y con alegría. Todo está bien.»

MÁS CONFLICTOS EMOCIONALES QUE AFECTAN AL ESTÓMAGO

Seguir leyendo…

One thought on “La biodescodificación del estómago

Comments are closed.