La biodescodificación de los riñones

La función principal de nuestros riñones

es eliminar los desechos y el exceso de agua de la sangre, y secretar determinadas hormonas que intervienen en la regulación de nuestro organismo. Son órganos imprescindibles para la vida del cuerpo, si bien basta uno para vivir, lo que permite donar uno de ellos para salvar otra vida. Pero si no realizan su función de limpiar la sangre, se acumulan sustancias que acaban intoxicando los órganos.

Cuando hablamos de los riñones en un plano emocional

encontramos conflictos relacionados con un sentimiento de derrumbamiento de la existencia, es decir, una situación donde hemos vivido un peligro de muerte relacionado con líquidos (un riesgo de ahogamiento, por ejemplo). Pero para el inconsciente, a nivel simbólico, hablar de líquidos equivale a hablar de liquidez económica (por ejemplo haber perdido todo el dinero o no sentirnos capaces de generarlo) y/o de fuertes emociones.

En ese sentido, los riñones son la sede de los miedos que generan nuestros sentimientos bajo determinadas circunstancias, incluyendo los miedos existenciales.

Se relacionan con la sensación que se experimenta cuando no se sabe qué hacer con ciertas situaciones o relaciones vividas, o con el sentimiento de no sentirse capaz. Y es ahí donde se habla de una emotividad mal gestionada y que hace que el riñón se resienta. En alguna de esas circunstancias, sin duda el riñón estará diciendo que algo falta por limpiar en la vida.

Así pues, en general, los problemas renales están relacionados con una deficiente capacidad de tomar decisiones ante las necesidades que urgen, y la sensación de no poder actuar frente a los hechos que se presentan.

El Síndrome del Cordero

Con el nombre de Síndrome del Cordero hacemos referencia a un conflicto relacionado en sentido amplio con “no saber hacia dónde ir”. Las ovejas, cuando se pierden y no saben hacia dónde ir, se asustan y se quedan quietas.

También se llama Síndrome del Cordero porque la persona asume una posición en la vida en la que siente que debe ir con el rebaño, pero alguien debe guiarla, indicarme el camino.

En estos casos, hay que localizar una historia en la vida de la persona en la que piensa y siente que para elegir su camino, debe guiarle otra persona, porque ella no sabe. Por ejemplo, habrá que buscar en su vida todas las historias relacionadas con:

  • No sé qué camino seguir en mi vida, nadie me ayuda a elegir mi camino, nadie me guía.
  • No sé qué estudiar, nadie me dice qué carrera es la mejor para mí.
  • Ya tuve a mi bebé y quisiera volver a trabajar, pero mi esposo no toca el tema ni me dice lo que es mejor para mí.
  • Historias relacionadas con hijos abandonados o hijos perdidos, con el ingrediente de no haber recibido guía; nadie me dijo cómo. También los conflictos emocionales relacionados con la Fe (o la falta de ella). Las dudas y miedos existenciales.

El Síndrome del Cordero puede dar como resultado la enfermedad de Cushing (trastorno de la tercera capa embrionaria ligado a un exceso de secreción de corticoesteroides en las glándulas suprarrenales), lo que está indicando un conflicto emocional activo. Y en esos casos debo prestar atención a las cosas que ocupan mi mente todo el día, para dar con la causa:

  • ¿Qué pienso durante todo el día?
  • ¿A qué pensamiento le doy vueltas y vueltas y vueltas y no le veo solución o no lo olvido?
  • ¿En qué es lo primero que pienso por las mañanas al despertarme?…

Las glándulas adrenales

se encuentran encima de los riñones (también llamadas suprarrenales), y producen adrenalina, sustancia que se libera en respuesta al miedo. En la medicina china los riñones son considerados igualmente como “el asiento del miedo”. Para ella, los problemas de riñón se ocupan del miedo en conexión a las relaciones, ya sea dolor no expresado o inseguridad emocional.

Según la medicina china, el aspecto que más daña a nuestros riñones es la negatividad. Cuando estamos de malas y criticamos al mundo y a nosotros mismos, esto contribuye al deterioro de éstos magníficos órganos, mucho más, incluso, que una mala alimentación o la falta de ingerir suficiente cantidad de agua.

Aparentemente esto ocurre porque una persona negativa produce corticoesteroides en las adrenales, y una vez que ésta sustancia entra a nuestro sistema circulatorio, empieza a generar deterioro en el organismo. Como curiosidad, quizá te interese saber que ¡eso es causa también de las canas! Hay gente que, después de una experiencia traumática, se sorprende de encontrar su pelo totalmente gris de la noche a la mañana. El estrés es un desacuerdo con la vida, con la realidad.

Además de todo ello, los riñones están energéticamente ligados a los pulmones y eso significa que nuestra respiración afecta la manera en que funcionan. Una respiración corta y superficial puede debilitarlos y una respiración larga y rítmica los fortalece.

TIPOS DE DIAGNÓSTICO DE LOS RIÑONES

Para llevar a cabo la terapia de psicodescodificación de los riñones, se tienen en cuenta 4 características importantes, tal y como ya hemos adelantado:

Los cálculos de la vida se relacionan con los cálculos renales: Demasiados cálculos, demasiado calcular, con el miedo de no saber que decidir, puede hacer que se formen cálculos en tus riñones.

Los riñones están asociados con el miedo: Tanto los miedos lógicos como los miedos irracionales, se alojan en nuestros riñones, aunque no seamos conscientes de ellos.

El riñón está asociado a los líquidos, especialmente al agua: Se asocia a miedos con el agua; puede ser miedo al ahogo a la dependencia, a la intoxicación.

Los riñones como la convivencia y relación con los demás: Si se tiene problemas de riñones, se puede tener problemas con la forma en que sientes la relación con tus semejantes.

Enfermedades renales y sus significados

-ANURIA: es el cese de producción de orina en los riñones. Esta afección está relacionada al sentimiento de desprotección. Es posible que te sientas débil, frágil, desprotegido, con poca capacidad para soportar situaciones de tensión. Tienes miedo a tener miedo y ese sentimiento te bloquea y te paraliza.

También este problema está relacionado con las viejas emociones de las cuales no te puedes desprender. Si existe algo a lo que te aferras, que te perjudica y te bloquea, es muy probable que eso se traduzca en anuria.

-NEFRITIS: se trata de la inflamación de los riñones, y está relacionada con las frustraciones y la angustia. Si tienes lo riñones inflamados es hora de que te preguntes qué es lo que te angustia, que frustración no estás pudiendo superar.

Trata de ser sincero contigo mismo, ese es el primer paso para sanar cualquier enfermedad emocional. Acepta que no tienes el control de todo y que quizás las cosas no salieron como tú querías, pero también ten en cuenta que el único que tiene el verdadero poder de cambiar las cosas eres tú. Nadie más.

-CÁLCULOS RENALES: es la formación de piedra o cristales, que procede de un exceso de sal en el ácido úrico (residuo hormonal del riñón). Las piedras en el riñón se relacionan con el enojo y la ira. Una gran cantidad de piedras en el riñón puede estar diciéndote que guardas muchos sentimientos agresivos, convives con ellos y es más, no dejas de enfocar la atención en ello.

Específicamente en el cólico renal, añadiremos un conflicto en términos de territorio, de aquello que consideramos nuestro. En este caso, el riñón retiene agua con la función de concentrar la orina y hacer un marcaje más oloroso que advierta al otro de nuestra presencia. Es decir, ¿estás viviendo una situación en la que sientes que alguien o algo pueden quitarte tu lugar en un ámbito que te pertenece? Por ejemplo:

  • Sentirte invadido tu espacio en tu lugar de trabajo.
  • Alguien que te deja en mal lugar en un ámbito que te pertenece.
  • Ser reemplazado y que esto pueda generar una crisis económica…  y para ti es vital mantener ese territorio, esa identidad.

-RETENCIÓN DE LÍQUIDOS: Es una acumulación de líquidos en los espacios intercelulares. Es importante diferenciar entre retención de orina (se produce la orina, pero no se produce la micción porque existe algún factor que lo impide) y la anuria, que es la ausencia de producción de orina.

Se debe a un deseo de “retener” excesivo, es decir, de conservar algo que debe ser liberado y por miedo, rencor o alguna otra emoción visceral no podemos o no queremos dejar ir. “Quiero retener, no quiero soltar”.

¿Qué tengo miedo a perder? Sobre todo la pérdida de “referentes”, especialmente a nuestra madre, pues lo que más queremos retener es el amor y la protección de nuestra madre. Puede existir un miedo visceral al abandono, a estar solo y al riesgo que supone enfrentar a solas los riesgos que se puedan presentar.

Del mismo modo, puede expresar que siento miedo a abandonar o que no quiero abandonar a alguien. También puede indicar un conflicto de desvalorización acompañado de un estado de miedo e inseguridad en relación con la vida.

Es común que este síntoma surja también cuando hay escasez económica o preocupación por ella. También puede ser el resultado de una mala imagen ante nosotros mismo: “he desperdiciado mi vida llevando un camino equivocado”, “se me han ido las ganas de vivir”.

Si la retención se sitúa en los tobillos o en los pies, es porque el afectado se encuentra en una situación en la que no sabe qué decidir, duda sobre qué actitud adoptar ante las circunstancias que se le presentan o la falta de claridad en las posturas de los demás.

Soluciones

Como norma general, mientras la persona no acepte, asimile, entienda y afronte esa historia emocional que trae atrapada, los síntomas no desaparecerán. Y para poder afrontar con éxito el conflicto emocional, una vez descubierto, existen varias técnicas que se pueden aplicar, además de la evidente toma de conciencia del conflicto concreto. Por ejemplo, la desensibilización sistemática cognitiva, el anclaje PNL para cambiar conductas, el mindfulness, la relajación cuerpo-mente o la hipnosis, la psicomagia, etc.

También conviene comenzar a buscar las cosas que le den paz. Liberarse de las mismas preocupaciones de siempre. Tratar de no enredarse en pensamientos negativos que solo le traerán tensión, estrés y más problemas en los riñones.

One thought on “La biodescodificación de los riñones

Comments are closed.