La biodescodificación de la sangre

La sangre simboliza la vida, es la portadora de la energía vital, de la alegría de vivir que recorre libremente el cuerpo. Asimismo, la sangre de cada ser humano tiene unas características propias que le vienen dadas por sus ancestros. Por lo tanto, con nuestra familia compartimos los lazos de sangre.

Cuando padecemos alguna enfermedad relacionada con la sangre lo primero que debemos preguntarnos es: ¿Cómo funciona mi relación con los miembros de mi familia, con las personas que llevan mi misma sangre?

La falta de reconocimiento de nuestro rol dentro de la familia y sus conflictos internos puede hacernos caer en una profunda desvalorización. La sangre también representa el amor, la fuerza y las emociones.

Componentes y funciones

Vista al detalle, la sangre tiene muchos componentes y afecta a diversas funciones y órganos. Y cada uno de esos componentes y esas funciones tienen su matiz particular, dentro del significado general.

La sangre arterial y las venas, por ejemplo, tienen funciones distintas dentro del cuerpo y, en consecuencia, el origen emocional de las varices es distinto del que provoca colesterol. Igualmente, los problemas menstruales relacionados con la sangre tienen su particular interpretación, etc.

3 tipos de células

En la sangre hay tres tipos de células: los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas. Y en la familia hay tres grandes necesidades: la necesidad de recibir la vida en cada instante, nuestros padres nos han dado la vida y nosotros debemos transmitirla a nuestros hijos pero disfrutándola y viviéndola sin sufrimiento; la necesidad de sentirnos protegidos, es importante no sentirse extranjero sino sentirse seguro con los nuestros y, por último, la necesidad de sentir nuestra individualidad dentro del clan, aunque seamos mucha familia, al final cada cual es un ser diferente dentro de ella.

Entonces hay tres grandes familias de conflictos, a nivel de la sangre:

  • Peligro de muerte en la familia: glóbulos rojos.
  • Falta de seguridad, peligro, en el seno de la familia: glóbulos blancos.
  • Falta de cohesión en la familia: las plaquetas.

Porque si no hay cohesión familiar, no hay familia. Si no hay vida que circule, no hay familia, y si me siento en peligro en el seno de mi propia familia, me voy o muero.

Los problemas circulatorios

Por otro lado, los problemas circulatorios significan que no estamos permitiendo que la vida circule libremente dentro de nosotros. Que tenemos dificultades para expresar nuestra alegría de vivir, nuestro amor por la vida. Nos decimos frases como “la vida ya no tiene sentido”, etc. Suele darse en personas que retienen tristezas y miedos.

Para mejorar la circulación sanguínea y recobrar la alegría, observa tu actitud frente a la vida (libérate de tu espíritu crítico, negatividad, miedos y tristezas), deja ser y fluir las cosas y las personas que te rodean y elije ser feliz, haciendo lo necesario para serlo. Confía en que siempre sucederá lo que sea mejor para ti y tu progreso espiritual.

Como hemos dicho, el listado de patologías relacionadas con la sangre es extenso y su matiz emocional es diferente en cada caso: Anemia, poliglobulia, septicemia, leucemia, etc.

ANEMIA

La anemia está relacionada con una falta de alegría ante el proceso de la vida misma y con un sentimiento de no valer. Por ejemplo, desvalorización con respecto a aquello que era mi motivo para vivir, desánimo respecto a las circunstancias que me toca vivir.

También surge cuando sentimos esa desvalorización en el seno de la familia: «No quiero molestar a mi familia», «tengo que vivir lo menos posible porque molesto» o «me ahogo en esta familia», etc.

La anemia por falta de hierro (el hierro simboliza la fortaleza y las armas) indica incapacidad relacionada con algo que yo considero que debo hacer pero no puedo o no me atrevo a hacer por diversos motivos. No puedo hacer lo que creo que debo hacer y por tanto me desvalorizo.

En la anemia por falta de minerales, hay que tener en cuenta que el calcio representa al padre o la función paterna, y el magnesio a la madre o la función materna. Puede que no reciba suficiente afecto por parte de alguno de ellos o no me sienta buen padre o buena madre. No me siento amado, necesito fortaleza afectiva o vivo en un ambiente familiar tóxico.

La anemia por falta de vitamina B12 responde a un conflicto indigesto no superado (salvo en el caso de una alimentación muy deficiente cuyas causas habría que analizar) y afecta principalmente a personas mayores.

La anemia también puede producirse como consecuencia de tratar de dar oxígeno (vida) a algún miembro querido de la familia que sentimos que lo necesita (por estar muy enfermo, por ejemplo). Es decir, inconscientemente nos quitamos vida para tratar de dársela al familiar que la necesita.

La anemia señala un retroceso del individuo que la padece ante la vida y la acción. Aparece más fácilmente en personas inseguras y que suelen tener un carácter dulce y soñador, lo que les resta motivación para enfrentarse con la realidad.

Es imprescindible que seamos conscientes de las causas emocionales de nuestra anemia, pero también de los pensamientos negativos que nos impiden encontrar la alegría en la vida y que nos afectan a la salud.

Seguir leyendo…

One thought on “La biodescodificación de la sangre

Comments are closed.